Actividades para niños de 3 años2018-10-05T17:07:48+00:00

Cuadernillos para niños de 3 años

Actividades para niños de 3 años en formato de fichas imprimibles y cuadernillos muy completos

Actividades para niños de 3 años

Ejercicios que podemos encontrar dentro de nuestras fichas y cuadernillos y para infantil 3 años.

  • Actividades para niños de tres años de preescolar
  • Actividades para niños de tres años en casa
  • Actividades para niños de tres años en el jardin
  • Juegos y actividades para niños de 3 a 4 años
  • Actividades ludicas para niños de 3 a 5 años
  • Actividades para niños de 3 a 4 años para imprimir
  • Tareas para niños de 3 a 4 años

Competencias que se buscan desarrollar en los niños y niñas de 3 años

Construye su identidad

Cuando el niño construye su identidad, combina las siguientes capacidades:

  • Se valora a sí mismo.
  • Autorregula sus emociones.

Reconoce sus necesidades, sensaciones, intereses y preferencias; las diferencia de las de los otros a través de palabras, acciones, gestos o movimientos. Ejemplo: En el momento del juego, un niño busca entre los juguetes uno de su preferencia y escoge un balde. Dice a sus amigos: “Yo quiero este”.

Se reconoce como miembro de su familia y grupo de aula. Identifica a los integrantes de ambos grupos. Ejemplo: Un niño hace un dibujo de su familia en donde aparece él, su mamá, su papá, su hermanito, su abuelita y su mascota.

Toma la iniciativa para realizar actividades cotidianas y juegos desde sus intereses. Realiza acciones de cuidado personal, hábitos de alimentación e higiene. Ejemplo: Cuando la docente les anticipa que ya llegará el momento de la lonchera, la niña avisa que se va a lavar las manos porque va a comer.

Expresa sus emociones; utiliza para ello gestos, movimientos corporales y palabras. Identifica sus emociones y las que observa en los demás cuando el adulto las nombra. Ejemplo: Un niño está construyendo una torre, pero al querer hacerla muy alta se le cae varias veces. Tira todo, gruñe, frunce el ceño, lloriquea en señal de fastidio y frustración. Busca a la docente para que lo ayude y lo consuele.

Busca la compañía y consuelo del adulto en situaciones en las que lo necesita para sentirse seguro. Tolera algunos tiempos de espera anticipados por el adulto. Ejemplo: Una niña camina hacia su adulto o lo llama al observar la pelea de otros compañeros; espera que el adulto intervenga.

Convive y participa democráticamente en la búsqueda del bien común

Cuando el niño convive y participa democráticamente en búsqueda del bien común, combina las siguientes capacidades:

  • Interactúa con todas las personas.
  • Construye normas, y asume acuerdos y leyes.
  • Participa en acciones que promueven el bienestar común.

Se relaciona con adultos y niños de su entorno en diferentes actividades del aula y juega en pequeños grupos. Ejemplo: Un niño, le propone jugar con bloques a otros niños. Construyen de manera conjunta una torre.

Participa en actividades grupales poniendo en práctica las normas de convivencia y los límites que conoce.

Colabora en el cuidado del uso de recursos, materiales y espacios compartidos.

Construye su identidad, como persona humana, amada por Dios, digna, libre y trascendente, comprendiendo la doctrina de su propia religión, abierto al diálogo con las que le son cercanas.

Cuando el niño construye su identidad, como persona humana, amada por Dios, combina las siguientes capacidades:

  • Conoce a Dios y asume su identidad religiosa y espiritual como persona digna, libre y trascendente.
  • Cultiva y valora las manifestaciones religiosas de su entorno argumentando su fe de manera comprensible y respetuosa.

Reconoce de manera espontánea, a través de sus acciones diarias, el amor y cuidado que le brinda su familia, como un indicio del amor de Dios, y da inicio a acciones como colaborar, saludar, despedirse y agradecer por propia iniciativa.

Participa en las prácticas de la confesión religiosa de sus padres y lo comenta a sus compañeros de aula.

Disfruta por iniciativa propia de la naturaleza creada por Dios con amor.

Demuestra su amor al prójimo acogiendo y compartiendo con todos como amigos de Jesús.

Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad

Cuando el niño se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad, combina las siguientes capacidades:

  • Comprende su cuerpo.
  • Se expresa corporalmente.

Realiza acciones y movimientos como correr, saltar desde pequeñas alturas, trepar, rodar, deslizarse –en los que expresa sus emociones– explorando las posibilidades de su cuerpo con relación al espacio, la superficie y los objetos. Ejemplo: Un niño juega a trepar un pequeño muro, camina intentando mantener el equilibrio y salta desde cierta altura.

Realiza acciones y movimientos de coordinación óculo-manual y óculo-podal en diferentes situaciones cotidianas y de juego según sus intereses. Ejemplo: Un niño desenrosca la tapa de su botella, pela una fruta, y puede abrir y cerrar sus envases colocándoles las tapas.

Reconoce sus sensaciones corporales, e identifica algunas de las necesidades y cambios en el estado de su cuerpo, como la respiración después de una actividad física. Reconoce las partes de su cuerpo al relacionarlas con sus acciones y nombrarlas espontáneamente en diferentes situaciones cotidianas. Representa su cuerpo (o los de otros) a su manera y utilizando diferentes materiales.

Lee diversos tipos de texto en su lengua materna

Cuando el niño lee diversos tipos de texto, combina e integra capacidades como las siguientes:

  • Obtiene información del texto escrito.
  • Infiere e interpreta información del texto escrito.
  • Reflexiona y evalúa la forma, el contenido y contexto del texto escrito.

Identifica características de personas, personajes, animales u objetos a partir de lo que observa en las ilustraciones cuando explora cuentos, etiquetas, carteles, que se presenta en variados soportes. Ejemplo: Un niño está viendo un catálogo de productos de alimentos, y dice: “Este compra mi mamá”. “Es rico, me gusta”, añade mientras señala la imagen del yogurt.

Dice de qué tratará, cómo continuará o cómo terminará el texto a partir de las ilustraciones o imágenes que observa antes y durante la lectura que realiza (por sí mismo o a través de un adulto). Ejemplo: El niño al ver la caratula del cuento “Los tres chanchitos” dice: “el de los chanchitos”.

Comenta las emociones que le generó el texto leído (por sí mismo o a través de un adulto), a partir de sus intereses y experiencias. Ejemplo: Un niño dice: “El lobo me dio miedo”, después de escuchar el cuento de los tres chanchitos.

Se comunica oralmente en su lengua materna

Cuando el niños se comunica oralmente en su lengua materna, combina e integra las siguientes capacidades:

  • Obtiene información del texto oral.
  • Infiere e interpreta información del texto oral.
  • Adecúa, organiza y desarrolla el texto de forma coherente y cohesionada.
  • Utiliza recursos no verbales y  verbales de forma estratégica.
  • Interactúa estratégicamente con distintos interlocutores.
  • Reflexiona y evalúa la forma, el contenido y contexto del texto oral.

Expresa sus necesidades, emociones, intereses y da cuenta de algunas experiencias al interactuar con personas de su entorno familiar, escolar o local. Utiliza palabras de uso frecuente, sonrisas, miradas, señas, gestos, movimientos corporales y diversos volúmenes de voz con la intención de lograr su propósito: informar, pedir, convencer o agradecer. Ejemplo: Un niño dice a la docente: “No me quiele dal dompecabezas”, moviendo la cabeza en señal de negación.

Participa en conversaciones o escucha cuentos, leyendas y otros relatos de la tradición oral. Formula preguntas sobre lo que le interesa saber o responde a lo que le preguntan.

Recupera información explícita de un texto oral. Menciona el nombre de personas y personajes, sigue indicaciones orales o vuelve a contar con sus propias palabras los sucesos que más le gustaron.

Deduce características de personas, personajes, animales y objetos en anécdotas, cuentos y rimas orales.

Comenta lo que le gusta o le disgusta de personas, personajes, hechos o situaciones de la vida cotidiana a partir de sus experiencias y del contexto en que se desenvuelve.

Crea proyectos desde los lenguajes artísticos

Cuando el niño crea proyectos desde los lenguajes artísticos, combina las siguientes capacidades:

  • Explora y experimenta los lenguajes del arte.
  • Aplica procesos creativos.
  • Socializa sus procesos y proyectos

Explora por iniciativa propia diversos materiales de acuerdo con sus necesidades e intereses. Descubre las posibilidades expresivas de sus movimientos y de los materiales con los que trabaja. Ejemplo: En el taller de danza, uno de los niños toma una cinta y empieza a moverla y a moverse con ella, crea movimientos, como ondear la cinta en diferentes direcciones, girarla en su cabeza, serpentearla en el piso.

Representa sus ideas acerca de sus vivencias personales usando diferentes lenguajes artísticos (el dibujo, la pintura, la danza o el movimiento, el teatro, la música, los títeres, etc.). Ejemplo: Mario toma crayolas y papel para dibujar un chancho y de esta manera representar lo que más le gustó del paseo al campo.

Muestra y comenta de forma espontánea, a compañeros y adultos de su entorno, lo que ha realizado al jugar y crear proyectos a través de los lenguajes artísticos. Ejemplo: Raúl realiza un dibujo por propia iniciativa, sobre el proyecto de la tienda que imagina construir y lo muestra a su profesora y amigos con entusiasmo mientras le cuenta lo que ha dibujado

Resuelve problemas de cantidad

Cuando el niño resuelve problemas de cantidad, combina las siguientes capacidades:

  • Traduce cantidades a expresiones numéricas.
  • Comunica su comprensión sobre los números y las operaciones.
  • Usa estrategias y procedimientos de estimación y cálculo.

Establece relaciones entre los objetos de su entorno según sus características perceptuales al comparar y agrupar aquellos objetos similares que le sirven para algún fin, y dejar algunos elementos sueltos. Ejemplo: Al llegar a su aula, un niño elige ir al sector del hogar y busca entre los objetos lo que le servirá para cocinar y servir la comida a sus hijitos. Selecciona las verduras, frutas, platos, cubiertos y ollas; sin embargo, deja de lado un peluche y un peine, que no le son de utilidad para su juego.

Usa algunas expresiones que muestran su comprensión acerca de la cantidad, peso y el tiempo –“muchos”, “pocos”, “pesa mucho”, “pesa poco”, “un ratito”– en situaciones cotidianas. Ejemplo: Un niño trata de cargar una caja grande llena de juguetes y dice: “Uhmm… no puedo, pesa mucho”.

Utiliza el conteo espontáneo en situaciones cotidianas siguiendo un orden no convencional respecto de la serie numérica. Ejemplo: Al jugar a las escondidas, una niña cuenta con los ojos cerrados: “Uno, dos, cinco, nueve, veinte…”.

Resuelve problemas de forma, movimiento y localización

Cuando el niño resuelve problemas de movimiento, forma y localización, combina las siguientes capacidades:• Modela objetos con formas geométricas y
sus transformaciones.

  • Comunica su comprensión sobre las formas y relaciones geométricas.
  • Usa estrategias y procedimientos para orientarse en el espacio.

Establece relaciones de medida en situaciones cotidianas. Expresa con su cuerpo o mediante algunas acciones cuando algo es grande o pequeño.

Se ubica a sí mismo y ubica objetos en el espacio en el que se encuentra; a partir de ello, organiza sus movimientos y acciones para desplazarse. Utiliza expresiones como “arriba”, “abajo”, “dentro” y “fuera”, que muestran las relaciones que establece entre su cuerpo, el espacio y los objetos que hay en el entorno.

Prueba diferentes formas de resolver una determinada situación relacionada con la ubicación, desplazamiento en el espacio y la construcción de objetos con material concreto. Ejemplo: Un niño quiere alcanzar un juguete que está fuera de su alcance Intenta primero alcanzarlo por sus propios medios y se da cuenta de que no puede. Luego, jala una silla, se sube y puede coger el juguete.

Indaga mediante métodos científicos para construir sus conocimientos

Cuando el niño indaga mediante métodos científicos para construir sus conocimientos, combina las siguientes capacidades:

  • Problematiza situaciones para hacer indagación.
  • Diseña estrategias para hacer indagación.
  • Genera y registra datos o información.
  • Analiza datos e información.
  • Evalúa y comunica el proceso y resultado de su indagación.

Hace preguntas que expresan su curiosidad sobre los objetos, seres vivos, hechos o fenómenos que acontecen en su ambiente. Ejemplo: Un niño pregunta a la docente: “¿Qué es eso?”. “Una hormiga”, responde el adulto. “¿Por qué la hormiga entró a la casa?”, vuelve a preguntar el niño. “Porque hay comida en el piso”, responde el adulto. “¿Y por qué hay comida en el piso?”, repregunta el niño.

Obtiene información sobre las características de los objetos y materiales que explora a través de sus sentidos. Usa algunos objetos y herramientas en su exploración. Ejemplo: Utiliza una lupa para observar algo pequeño, como una hormiga, y descubre que tiene seis pata y dos antenas.

Comunica los descubrimientos que hace cuando explora. Utiliza gestos o señas, movimientos corporales o lo hace oralmente. Ejemplo: Un niño señala con el dedo un gusano en el piso y salta emocionado; mientras, otro le dice a su profesora: “Mira, hay un gusano en el piso. Hay que ponerlo en el jardín”.

Competencias transversales a las áreas

  • Se desenvuelve en entornos virtuales generados por las TIC
  • Gestiona su aprendizaje de manera autónoma