187 fichas de aplicación y coordinación visomotora, para trabajar con niños de preescolar. Hojas de trabajo para colorear, diferenciar, completar, hacer trazos, delinear, dibujar y mucho más.

La coordinación viso-motriz implica el ejercicio de movimientos controlados y deliberados que requieren de mucha precisión, son requeridos especialmente en tareas donde se utilizan de manera simultanea el ojo, mano, dedos como por ejemplo: rasgar, cortar, pintar, colorear, enhebrar, escribir, etc…

La coordinación es aparentemente un proceso opuesto al de independencia motriz ya que supone el ejercicio conjunto de distintos grupos musculares para la ejecución de una tarea compleja. La coordinación visomotora es interrelación de aéreas como conocimiento visual, direccionalidad, orientación espacial, conocimiento, lateralidad, con la motricidad fina por ello deducimos que la coordinación visomotora es un sensorio-motriz puro.

Fichas de coordinación visomotriz para niños de preescolar

coordinación visomotriz

Haz clic en la imagen de arriba para acceder a todas las fichas.

Actividades para fortalecer la coordinación visomotora

El desarrollo de la coordinación visomotora resulta clave para el aprendizaje, sobre todo de la escritura, ya sea de números o de letras.

Sugerencias para su fortalecimiento:

    • Reproducir figuras en el aire con el dedo, que previamente haya realizado el profesor, con todo tipo de movimientos rectos, espirales, diagonales, circulares, aumentando su dificultad de forma progresiva.
    • Realización de laberintos de dificultad progresiva, insistiendo específicamente en que no se debe salir en ningún momento del recorrido.
    • Recortar figuras geométricas de progresiva dificultad.
    • Copiar dibujos sencillos intentando ser fiel al modelo.
    • Reseguir figuras de índole diversa, aumentando progresivamente su dificultad.
    • Juntar objetos o realizar palabras siguiendo líneas curvas entrelazadas.
    • Realización de rompecabezas sencillos
  • Reproducción de figuras con el uso del Tangram – Inicialmente, visionando la solución. Y en el momento en el que se comprenda el procedimiento y se realiza correctamente con la solución delante, realizar la reproducción de la figura sin la presencia de la solución sino tan sólo con el modelo.
  • Seguir un objeto o una luz con la mirada sin mover la cabeza, realizando distintas trayectorias (arriba-abajo, izquierda-derecha, diagonal, curvas).
  • Colorear dibujos
  • Manipular plastilina y realizar figuras con ésta.
  • Recortar figuras sencillas – Inicialmente, trabajar sobre figuras geométricas sencillas. Después dar paso a figuras con una mayor complejidad, con líneas curvas. Y posteriormente, pasar al recorte de figuras o dibujos con detalles más complicados.