Fundación de las ciudades del Perú. Una vez lograda la ocupación del Perú, los colonos españoles afianzaron la conquista a través de la fundación de ciudades.

Cuando se habla de la conquista del Perú, inmediatamente se piensa en colonos españoles enfundados en sus armaduras de hierro luchando contra los indígenas locales. No obstante, estas imágenes sólo enseñan una parte de lo que fue, en realidad, un proceso largo y complejo que implicó distintos aspectos.

Uno de los rasgos más importantes de la conquista fue la fundación de ciudades. En este artículo podrás conocer en qué consistió esta tarea y cómo se organizaron los poblados españoles.

Catedral de Lima

Catedral de Lima

Fundación de ciudades

[/fusion_builder_column]

mapa-vierreinato-peru

Virreinato del Perú durante el siglo XIX

Al colonizar los territorios ocupados en el Perú (y el resto de América), los españoles se encontraron conque era fundamental fundar nuevas ciudades. Sucedía que para tener el control sobre cierto lugar, no era suficiente ingresar en una población o vencer a las autoridades locales. “Colonizar” suponía un proceso de creación de instituciones administrativas y políticas, y de transmisión de la propia cultura a los habitantes nativos.

Así, el punto de partida era la fundación de nuevos asentamiento desde los cuales extender la ocupación. Pero, ¿dónde instalar estas urbanizaciones? Entre los primeros requisitos encontramos que debía ser un lugar ventilado para evitar la proliferación de epidemias. Además, era necesario que las tierras fueran aptas para el cultivo. Así como una fuente de alimento, debía disponer de agua para el consumo de la población y de los animales, así como también para el riego de las plantaciones.

 

lima-colonial

Lima durante la época colonial

Seleccionado el sitio ideal, se procedía al trazado de la nueva ciudad. Un rasgo distintivo de los asentamientos españoles era su diseño en forma de cuadrículadamero, similar a un tablero de ajedrés. Se trataba de una modalidad medieval que consistía en la delimitación de las calles y manzanas. Además, se identificaba cuál sería el sector principal y se ubicaba allí una plaza Mayor alrededor de la cual se situaban los edificios más importantes: la catedral, la casa de gobierno y el Cabildo. Ahora sí, era el momento de la fundación. Sin embargo, esta tarea no estaba al alcance de cualquier español.  Tan sólo el Capitán General o el Gobernador podían hacerlo.

 

francisco-pizarro

Francisco Pizarro

En el Perú, este papel fue desempeñado exclusivamente por Francisco Pizarro quien ostentaba ambos títulos. También estaban presentes en la ceremonia un sacerdote y un grupo de testigos integrado por vecinos y personas notables. Después de una celebración religiosa se proclamaba el lugar como “ciudad”.

Lo sucedido durante la ceremonia era asentado en el “acta fundacional” que era un documento en el que se anotaban todos los datos relevantes y se dejaba constancia de quiénes habían sido los testigos. Además, se anotaba allí el nombre elegido para la ciudad. Si bien los españoles solían rebautizar el lugar ocupado con nombres europeos, en algunos casos se respetaron los nombres indígenas, como sucedió con Cuzco, Arequipa y Lima.

Se procedía luego a la distribución de la ciudad. Como ya mencionamos, se empleaba el modelo de cuadrícula, que facilitaba este proceso: la zona céntrica quedaba reservada para los pobladores más ricos y/o notables que solían ser encomenderos o religiosos. Sólo ellos eran considerados como “vecinos” y eran quienes habían participado de la fundación o eran descendientes de conquistadores.

 

fundacion-lima

Mapa de la ciudad de Lima

El resto de los habitantes del lugar, en cambio, ocupaban el resto de la ciudad y eran nombrados como “moradores”. Se trataba de mercaderes, escribanos, artesanoscarpinteros y comerciantes. Finalmente, la periferia era ocupada por indígenas.

El gobierno de la ciudad pasaba a estar bajo la administración de un Cabildo. Esta institución estaba integrada por alcaldes, regidores y jueces quienes debían garantizar los derechos y obligaciones de los vecinos. Por lo general, el Cabildo estuvo controlado por los miembros más poderosos y ricos de la ciudad.